Bienvenido, Visitante! [ Regístrate | Iniciar sesiónFeed de RSS

Empezar un negocio

Empezar un negocio es un gran desafío para las personas que tienen espíritu emprendedor. Sin embargo, no se trata de una tarea sencilla. Al comenzar a dar los pasos para iniciar una empresa, o al empezar a despegar una idea para convertirla en proyecto, son muchas las piedras que se interponen y muchos los momentos en que la opción de abandonar el barco y dejarlo hundirse es la primera que se cruza por la mente. Pero cabe destacar que el camino del emprendedor es maravilloso, y que las piedras mencionadas son, muchas veces, parte del encanto. Son las que le darán ese gustito especial cuando se consiguen los logros.

Opciones para empezar un negocio

Existen diferentes modelos que puedes tener en cuenta al momento en que tomas la decisión de empezar un negocio. Es fundamental que decidas en qué rubro te especializarás (ten en cuenta la importancia de que realmente te guste dicho rubro, ya que deberás dedicarle horas de trabajo), para luego definir bajo qué modelo de negocio podrás desarrollarla.

  1. Franquicia: es un formato de negocios dirigido a la comercialización de bienes y servicios, en la que una persona física o moral (franquiciante) le concede a otra (franquiciatario), por un tiempo determinado, el derecho de usar una marca. Las empresas franquiciadas, ya fueron probadas y su éxito es un hecho. La marca transmite los conocimientos técnicos necesarios que le permitan comercializar dichos bienes y servicios con métodos comerciales y administrativos uniformes.

Si piensas invertir, es importante que tengas en mente que es necesario cubrir una inversión inicial y la cuota de una                    franquicia, además de pagos mensuales por el uso de la marca.

  1. Distribución: el emprendedor es un agente independiente dentro del canal de ventas del fabricante y se encarga de hacer llegar la mercancía a los consumidores finales. Para hacerlo, es necesario firmar un contrato y hacer una inversión inicial fijada por el propietario del producto.
  2. Negocio propio: esta es tal vez la opción que más miedo genera ya que se trata de empezar un negocio sin absolutamente nada previo ni probado de antemano. Sin embargo, se trata también de uno de los desafíos más grandes que un emprendedor puede tener.
form