Bienvenido, Visitante! [ Regístrate | Iniciar sesiónFeed de RSS

Los elementos de una franquicia

Los principales elementos de una franquicia son los que permiten, por lo general, que este modelo de negocio funcione: franquiciante, franquiciatario, contrato y know how. Si éstos están controlados, y cada uno cumple su función, las posibilidades de éxito aumentan. Por eso, comprender el funcionamiento de las franquicias y la necesaria interrelación de los elementos que las conforman es fundamental si piensas formar parte de este mundo.

Detalles de los 4 elementos de una franquicia

  • Franquiciante: se trata de la persona jurídica que cede una marca comercial ya acreditada, además de su forma de trabajo (técnica), experiencia, y conocimientos del medio a cambio de ciertas compensaciones económicas. Muchas veces, se trata de la persona que inició un negocio y comienza a crecer por tener resultados positivos con su empresa.
  • Franquiciatario: es la persona física o jurídica que decide asociarse a una marca franquiciada. Al hacerlo, negocia con el franquiciante y se asocia a él, recibiendo el fondo de comercio del franquiciante, en determinada zona (exclusiva). Así mismo, recibe capacitación y acompañamiento constante por parte del franquiciante. El franquiciatario, en parte, se estaría sumando a un negocio que ya está probado que funciona, que es rentable y que se puede replicar siguiendo las buenas prácticas definidas por el franquiciante.
  • Contrato: como en todo negocio, el contrato es fundamental para determinar la relación entre franquiciante y franquiciatario y determinar las bases que regularán dicha relación. En este contrato, parte fundamental de los cuatro elementos de una franquicia, quedará plasmada la autorización del franquiciante al franquiciatario para operar bajo su razón social y vender sus productos o servicios bajo determinada forma de trabajo, a cambio de la remuneración determinada; y la obligación del franquiciatario de seguir las normas, sistemas y buenas prácticas del franquiciante.
  • Know How: al sumarse a un negocio ya probado y que ha alcanzado la rentabilidad, el know how es fundamental dentro del frupo de los elementos de una franquicia. Se trata del “Saber Hacer” que el franquiciante transmitirá al franquiciatario para que pueda llevar adelante el negocio. Dependiendo la franquicia, el know how está conformado por un conjunto de manuales y documentos que transmiten los conocimientos y experiencias de naturaleza técnica, financiera, comercial o administrativa, necesarios para reproducir el funcionamiento de la cadena.

Conocer los elementos de una franquicia te permitirá investigar en profundidad y con mayor soltura un modelo de negocio que, si bien funciona, puede ser complicado de comprender en sus inicios.

form